Rutas y andares para descubrir en familia

1. Contexto

La Habana Vieja pertenece a la provincia de La Habana, Cuba. Sus principales desafíos están asociados al alto deterioro de la infraestructura, del fondo residencial y la presencia de múltiples problemáticas ambientales y sociales. Una de sus principales fortalezas es el Centro Histórico de La Habana, proclamado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad y declarado Zona Priorizada para la Conservación.

Desde sus políticas públicas, el Estado Cubano promueve el desarrollo de la cultura, sobre la base de la libertad de creación artística, la identidad, la conservación del patrimonio cultural y la riqueza artística e histórica de la nación. El Plan Estratégico de Desarrollo Integral 2030 contextualiza esa mirada de nación en la realidad particular del Centro Histórico.

En este escenario nace Rutas y Andares para Descubrir en Familia a partir de los resultados del Estudio sobre el impacto de la gestión sociocultural del sistema de casas museos, sobre el nivel de conocimiento de la población acerca de los museos del Centro Histórico. Más de la mitad de los participantes se sintieron motivados por el disfrute en grupo de opciones culturales; y revelaron expectativas culturales susceptibles de satisfacer con actividades que se realizaban en tales instituciones, pero que desconocían.

El objetivo es favorecer la apropiación simbólica del patrimonio y la sensibilización hacia su ciudad y preservación en grupos de familiares, mediante el reconocimiento de la diversidad y la puesta en valor de la identidad local.

2. La Habana y la cultura

Rutas y Andares democratiza la cultura, reforzando la visión de patrimonio cultural como testimonio de la creatividad humana y sustrato de la identidad local. El trabajo resguarda los derechos culturales desde la diversidad, el acceso, la participación y el diálogo.

El proyecto concedió el protagonismo a líderes barriales, quienes convocaron y mostraron a los públicos las singularidades de sus estructuras barriales, proyectos culturales que definen sus identidades.

En un afán inclusivo han surgido acciones que favorecen la participación de personas con necesidades educativas especiales, adolescentes, personas adultas mayores y personas sordas.

Rutas y Andares está fuertemente relacionado con la necesidad de proteger y salvaguardar el patrimonio cultural y natural (ODS 11, meta 11.4). También promueve la sensibilización con el patrimonio –tangible e intangible– y el medio ambiente (ODS 13, meta 13.3), y fortalece la participación de los grupos menos favorecidos y el sentimiento de pertenencia mediante su carácter accesible y seguro. El proyecto propicia la participación de mujeres como guías (ODS 5) y se han impartido talleres inclusivos para el empoderamiento de grupos sociales vulnerables. Además, a partir de la inclusión de Habana Espacios Creativos, las rutas han visibilizado las economías creativas ingentes en el territorio (ODS 8), con las cuales se han establecido alianzas colaborativas.

3. Objetivos e implementación del proyecto

3.1. Objetivo principal y fines específicos

Favorecer la apropiación simbólica del patrimonio y la sensibilización hacia su cuidado y preservación en grupos de familiares, mediante el reconocimiento de la diversidad cultural y la puesta en valor de la identidad local.

Objetivos específicos

  • Incentivar la interrelación de la familia cubana.
  • Interconectar los distintos componentes de la red museal de la Oficina del Historiador y las realidades prácticas.
  • Desarrollar una estrategia de comunicación participativa que favorezca al acercamiento de la familia cubana al proyecto de revitalización integral.
  • Fortalecer la participación de la comunidad de La Habana Vieja en el producto cultural de Rutas y Andares.
  • Potenciar la equidad de género y el reconocimiento del aporte de las mujeres a la cultura, la historia y el patrimonio.
  • Propiciar el acercamiento al patrimonio natural y el desarrollo de una cultura ambiental.

3.2. Desarrollo del proyecto

Principales acciones desarrolladas

  • Visitas libres a los museos incluidos en las 8 Rutas
  • 45 visitadas guiadas a los museos incluidos en las 8 Rutas
  • 19 andares por el entorno
  • 39 andares virtuales para personas adultas mayores y sus familiares
  • 129 talleres
  • 3 recorridos en bicicleta
  • Talleres de integración comunitaria
  • 5 recorridos con servicio de interpretación en lenguaje de señas cubano
  • Servicio de información y atención personalizada a las familias
  • Grupos de discusión para promover el debate sobre el proyecto
  • 19 acciones de incentivo dirigidas a las familias con mayores niveles de participación

Rutas y Andares se ha convertido en un proyecto con trascendencia en el circuito cultural de la ciudad, dinamizando la vida cultural. Entre sus mayores fortalezas, el esfuerzo sistemático de un colectivo profesional comprometido con el desarrollo humano desde la apropiación de la cultura y sus valores más preciados.

Fases

  • Análisis de los resultados de investigación / Identificación de recomendaciones y sugerencias temáticas de los públicos
  • Conformación de los grupos de trabajo
  • Encuentros sistemáticos con los coordinadores para la elaboración colectiva de la estrategia de comunicación
  • Diseño de la estrategia publicitaria
  • Implementación del programa
  • Aplicación de técnicas e instrumentos de investigación para su monitoreo y evaluación

Entidades asociadas

Además de la Dirección de Gestión Cultural y de la Dirección de Patrimonio Cultural de la Oficina del Historiador, el proyecto colabora con instituciones públicas, educativas y de la sociedad civil.

Presupuesto

El programa se sostiene a partir del presupuesto institucional. No obstante, se venden tickets con un precio de 5 pesos en moneda nacional, válidos para 3 adultos y 3 niños, accesibles para las familias cubanas, pero que no cubren los gastos del proyecto..

Obstáculos

Mantener este programa durante casi veinte años constituye un gran reto, pues exige presentar en cada edición un producto cultural novedoso, que logre atrapar el interés del público.

Ante el crecimiento del proyecto y la gran convocatoria, es limitada la infraestructura tecnológica para lograr mayor acceso, interacción con los públicos y atención personalizada a las familias.

Otros obstáculos asociados a la integración armónica y coherente de diversas instituciones culturales y sus proyectos, y a la captación de nuevos públicos, especialmente el público joven.

Resultados

El número de personas beneficiadas ha llegado hasta 16 000 y las familias premiadas han crecido hasta 437 en 2019.

Esta propuesta cultural ha devenido un excelente espacio de socialización. Los resultados de los estudios de públicos muestran la satisfacción de los participantes, distinguiendo su carácter público, accesible, la atención personalizada, la preparación de los guías y los aprendizajes resultantes. Además, se ha logrado la fidelización del público.

También se han incorporado diferentes instituciones dentro de la Oficina del Historiador y se ha convertido en un proyecto con trascendencia en el circuito cultural de la ciudad.

4. Impactos

4.1. Impactos directos

Impacto en el gobierno local

Rutas y Andares ha revitalizado la vida cultural del Centro Histórico, contribuyendo al desarrollo cultural de la comunidad y sus habitantes. Fortalecer alianzas con el gobierno municipal constituye una prioridad para lograr una mayor participación de los pobladores. Además, se ha iniciado un trabajo de capacitación y sensibilización con actores gubernamentales y culturales. Líderes barriales y actores se han involucrado en los andares por los barrios. Deviniendo en un espacio para la difusión y representación de grupos portadores de culturas africanas y exponentes de las tradiciones y expresiones culturales locales.

Rutas y Andares ha devenido un referente para el desarrollo de proyectos similares en otras provincias del país, replicándose a través de la red de oficinas del historiado y el conservador de las ciudades de Cuba.

Rutas y Andares ha devenido en referente para el desarrollo de proyectos similares en otras provincias y fue distinguido con el Premio Iberoamericano Educación y Museos (2009) y el premio especial Cuerda Viva (2020).

4.2. Evaluación

Los profesionales del Departamento de Investigación Sociocultural y Programas Educativos investigan, trazan metodologías, coordinan y evalúan el proyecto cultural de la red de museos y centros culturales.

El abordaje del consumo cultural y su relación con los estudios de público en nuestras instituciones culturales es una de las líneas de investigación. El estudio de público ha mantenido sus objetivos a lo largo de los años y ha combinado el enfoque cuantitativo y cualitativo de la investigación social.

4.3. Factores clave

Los factores clave del éxito del proyecto son su concepción como proyecto creativo en desarrollo, capaz de reconstruirse de acuerdo con los intereses y expectativas de la ciudadanía; su carácter público, democrático, multidimensional, accesible y lúdico y, finalmente, la investigación y los estudios de público y consumo como práctica habitual.

4.4. Continuidad

El Grupo de Investigación Sociocultural realiza estudios de público de cada edición, en función de los cuales se elaboran la estrategia de comunicación y el programa cultural de la siguiente.

A cada edición se asigna un presupuesto, con el cual se seguirán financiando las principales acciones culturales.

Para la promoción son fundamentales los soportes comunicativos propios.

5. Más información

La Habana fue candidata a la cuarta edición del “Premio Internacional CGLU – Ciudad de México – Cultura 21” (noviembre de 2019 – mayo de 2020). El Jurado del Premio elaboró su informe final en junio de 2020 y solicitó que la Comisión de Cultura de CGLU promoviera este proyecto como una de las buenas prácticas de implementación de la Agenda 21 de la Cultura.

Este artículo fue escrito por Katia Cárdenas Jiménez, Directora de Gestión Cultural de la Oficina del Historiador de la ciudad de La Habana, Cuba.
Contacto: katia (at) patrimonio.ohc.cu

Descargar333.14 KB
La Habana