Proyecto para el desarrollo cultural e integración urbana del conjunto monumental de las iglesias de Sant Pere

1. Contexto

Terrassa es una ciudad con una oferta cultural muy intensa y variada que comprende todos los ámbitos de la creación y la difusión artística. Cuenta con un amplio abanico de equipamientos culturales, un potente tejido asociativo, un extenso calendario de fiestas populares y tradicionales, así como un rico patrimonio cultural y arquitectónico.

En 2015 se publicó el ‘Libro Blanco de la Cultura’, el cual establece cinco ejes fundamentales en la política cultural de la ciudad: capitalidad cultural y proyección, conectividad, cohesión social, gobernanza y creatividad, e innovación.

2. Terrassa y la cultura

El eje estratégico de capitalidad cultural y proyección de la ciudad, dentro del ‘Libro Blanco de la Cultura’, establece que el patrimonio arquitectónico es el pilar de esta proyección. En este sentido, desde principios del siglo XX, la ciudad ha trabajado para la preservación y rehabilitación del conjunto de la Seu d’Ègara, declarada Monumento Histórico-Artístico de Interés Nacional (1931) y Bien Cultural de Interés Nacional (1985).

La hoja de ruta para la cultura y las artes, constituida en el ‘Libro Blanco’ (2015), incidió en el gran potencial del conjunto monumental y la vía que se abría con la candidatura de la Seu d’Ègara a Patrimonio Mundial de la UNESCO. Por ello, el Ayuntamiento sigue potenciando los grandes elementos del patrimonio arquitectónico para alcanzar una mayor complicidad con la ciudadanía y contribuir a la proyección de la ciudad.

El objetivo es la adecuada presentación, comunicación e interpretación de la Seu d'Ègara, en todos sus aspectos culturales y patrimoniales, a la sociedad del siglo XXI.

Terrassa es una Ciudad Piloto de la Agenda 21 de la Cultura. En relación a los compromisos de Cultura 21 Acciones, ha impulsado medidas vinculadas al Patrimonio, la diversidad y la creatividad como elementos constitutivos de la vida cultural, como la celebración de actividades culturales en la Seu d’Ègara para promover encuentros entre distintos grupos de población, la protección del patrimonio en su dimensión material e inmaterial y la promoción de la cultura científica y su interacción con la historia local y la vida cotidiana.

Terrassa participa en la configuración e implementación de la Nueva Agenda Urbana y es miembro directo de CGLU. También conviene subrayar que la Seu d’Ègara ha recibido la distinción «Sello Biosphere Destination», el cual adapta al turismo 17 ODS de la ONU, demostrando así el compromiso con la gestión sostenible de sus actividades, adoptando compromisos orientados a prevenir, eliminar o reducir el impacto de las instalaciones y actividades, así como optimizar la sostenibilidad mejorando su comportamiento con el entorno.

Por otra parte, no podemos olvidar que el Patrimonio Cultural constituye un recurso de primer orden para el desarrollo socioeconómico de la ciudad, propiciando la producción local y la creación de empleos (meta tercera del ODS 8).

3. Objetivos e implementación del proyecto

3.1. Objetivo principal y fines específicos

El objetivo principal del proyecto fue la adecuada presentación, comunicación e interpretación de la Seu d’Ègara, en todos sus aspectos culturales y patrimoniales, a la sociedad del siglo XXI. La iniciativa, capitaneada por el Ayuntamiento de Terrassa, el Arzobispado de Terrassa y la Generalitat de Catalunya, parte de un concepto global e integrador para abordar el desarrollo del monumento

3.2. Desarrollo del proyecto

Ámbito del patrimonio

Objetivo 1. Profundizar en el conocimiento científico del conjunto.

Acciones

  • Proyecto de intervención arqueológica y documentación.
  • Simposio Internacional.
  • Jornadas divulgativas para la ciudadanía.
  • Publicación de los resultados de investigación en libros y revistas.

Objetivo 2. Definir el discurso museográfico.

Acciones

  • Proyecto museográfico y gestión del monumento.
  • Museización del monumento, garantizando las condiciones adecuadas para la continuidad del culto y el uso cultural.
  • Programa de servicios para la museización.

Objetivo 3. Definir una buena estrategia de presentación y conservación.

Acciones

  • Propuesta específica de consolidación, restauración y protección.
  • Desarrollo de las áreas de protección del Bien de Interés Cultural.
  • Restauración de bienes muebles.
  • Restauración y adecuación del conjunto

El proyecto, capitaneado por el ayuntamiento, el arzobispado de Barcelona y la Generalitat de Catalunya, parte de un concepto global e integrador para abordar el desarrollo del monumento.

Ámbito de la planificación y espacio público

Objetivo 1. Garantizar el diálogo y uso social del monumento. Ganar un nuevo espacio cívico para la ciudad.

Acciones

  • Plan Especial del conjunto monumental y su entorno’ para integrar la Seu d’Ègara en la ciudad y el parque de Vallparadís.
  • Construcción de la ‘Pasarela’, que comunica la Seu d’Ègara con el sector este de la ciudad.
  • Peatonalización del entorno del conjunto monumental hasta englobar el barrio del ‘Antiguo Pueblo de Sant Pere’.

Ámbito sociocultural

Objetivo 1. Utilizar los valores estratégicos del monumento y de la zona para convertirlo en un icono cultural e identitario.

Acciones

  • Calendario de actividades estable en la programación cultural de la ciudad.
  • Actividades didácticas para dar a conocer la Seu d’Ègara.
  • Jornadas de puertas abiertas en fechas señaladas.
  • Jornadas festivas organizadas por entidades culturales de la ciudad.

Objetivo 2. Procurar la difusión del monumento entre los ciudadanos.

Acciones

  • Plan de Comunicación (2009).
  • Cambio de nombre del monumento. Se decidió vincular el nombre con el Obispado de Ègara, que significó la época de mayor esplendor del recinto. Desde entonces, se utiliza “Seu d’Ègara” en lugar de “Iglesias de Sant Pere de Terrassa”.
  • Libro “La Seu d’Ègara” en 4 idiomas.

Objetivo 3. Garantizar una relación equilibrada y respetuosa entre el uso litúrgico y el uso cultural del monumento.

Acciones

  • Se definen los usos litúrgicos y culturales en el marco del Plan Director.
  • Se establece que la Iglesia de Sant Pere sirva tanto para las actividades de culto religioso como para la visita, mientras que Santa María y San Miguel se destinen únicamente a la visita/museo.

Las organizaciones culturales de Terrassa siempre han estado a la vanguardia en cuanto a la conservación y proyección externa del patrimonio de la ciudad, mediante la transformación de las instalaciones culturales en importantes centros para eventos, o al combinar los valores del arte y la música.

4. Impactos

4.1. Impactos directos

El proyecto ha convertido la Seu d’Ègara en una pieza clave para la cohesión cultural local y ha contribuido a la proyección de la ciudad.

En cuanto a la ciudad y su población, destaca el empoderamiento de la comunidad mediante la participación en iniciativas culturales en la Seu d’Ègara. También, en cuanto a la imagen local y la identidad, el fortalecimiento del sentido de pertenencia y la imagen de la ciudad al exterior. Por otro lado, es importante subrayar que las organizaciones culturales de Terrassa siempre han estado a la vanguardia en cuanto a la conservación y proyección externa del patrimonio de la ciudad, mediante la transformación de las instalaciones culturales en importantes centros para eventos, o al combinar los valores del arte y la música. Se trata de iniciativas vinculadas con el patrimonio que, en lugar de anclar a las ciudades en su pasado, las transforma en un escenario precioso para el intercambio cultural y la visibilidad externa.

4.2. Evaluación

Entre 2004 y 2012 el proyecto ha recibido numerosos premios y menciones gracias a las actuaciones realizadas en la Pasarela de Vallparadís, los exteriores, la Iglesia de Santa María, el Edificio de la Rectoría y su Museología.

4.3. Factores clave

Los factores clave pasan por:

  • Un fuerte vínculo entre el monumento, su entorno y la ciudadanía.
  • Un sistema cultural sólido, variado y bien estructurado (Libro Blanco de la Cultura).
  • Un buen aprovechamiento del espacio público para usos culturales.
  • Políticas relativas a la protección del patrimonio en su dimensión material e inmaterial.
  • La fuerte implicación de la ciudadanía en la Candidatura de la Seu d’Ègara a Patrimonio Mundial de la UNESCO.
  • El apoyo y apuesta crucial del Ayuntamiento de Terrassa y el gobierno de la Generalitat de Catalunya.
  • La transversalidad con todas las políticas públicas locales.

4.4. Continuidad

Una vez finalizado el proyecto, el Ayuntamiento inició el proceso de Candidatura de la Seu d’Ègara a Patrimonio Mundial de la UNESCO bajo la convicción de que la declaración abriría una nueva etapa en la dinamización cultural del conjunto. Por ello, y tras la incorporación del monumento a la Lista Indicativa de Patrimonio Mundial, actualmente el consistorio municipal trabaja en la implementación de las medidas recogidas en el Proyecto de Candidatura de la Seu d’Ègara a Patrimonio Mundial para dar visibilidad al conjunto, fomentar la identidad local, el sentido de orgullo y pertenencia y la comunicación intergeneracional. El proyecto prevé siete ámbitos de actuación:

  1. Mesa de trabajo con distintos servicios municipales.
  2. Investigación científica.
  3. Coordinación institucional.
  4. Sensibilización y educación.
  5. Comunicación.
  6. Participación ciudadana.
  7. Protección, conservación y gestión del bien.

5. Más información

Terrassa fue candidata a la cuarta edición del “Premio Internacional CGLU – Ciudad de México – Cultura 21” (noviembre de 2019 – mayo de 2020). El Jurado del Premio elaboró su informe final en junio de 2020 y solicitó que la Comisión de Cultura de CGLU promoviera este proyecto como una de las buenas prácticas de implementación de la Agenda 21 de la Cultura.

Este artículo fue escrito por Joan Chicón Vallejo, Jefe del servicio de Relaciones Europeas e Internacionales y Proyección de la Ciudad, Terrassa, Catalunya, España.

Contacto: Joan.chicon (at) terrassa.cat

Descargar402.05 KB
Terrassa