Museo viviente, ciudad productiva

1. Contexto

Yalova se sitúa al sur de la región del Mármara en Turquía. Desde los comienzos del período otomano, Yalova (o Yalakabad, según su nombre histórico) estuvo bajo el gobierno otomano y en la periferia de los centros imperiales otomanos. La ciudad recibe un millón de turistas por año y es conocida por sus baños termales, que la convierten en un centro del turismo de salud. Además, sus zonas montañosas están habitadas por plantas y animales en peligro de extinción, y una de sus fuentes de sustento más grande es el cultivo en invernadero. Sin embargo, su población crece rápidamente y es posible que esto genere problemas de desempleo en el futuro.

2. Yalova y la cultura

Las políticas culturales locales se definen por la promoción y preservación de la microcultura en Yalova, la que se ha visto desatendida por estar a la sombra de Bursa y Estambul, y por la sostenibilidad de los proyectos culturales y turísticos.

Nuestra ciudad se ha transformado en el centro de trabajos muy importantes, particularmente en la producción de flores y plantas ornamentales. Además, fue el primer centro de producción de papel natural en Turquía. El Museo del Papel Ibrahim Müteferrika abrió sus puertas en 2013 y rápidamente relanzó la producción de papel. Las personas de todas las edades y procedencias que vivían en nuestra ciudad comenzaron a interesarse en el museo. Se agregaron talleres y productos totalmente nuevos y las actividades educativas del museo fueron creciendo con el tiempo. Esta línea de negocios, que no existía anteriormente, comenzó a ser reconocida y recibió el apoyo de todos los segmentos por su contribución al medio ambiente.

Como museo, nuestro objetivo es que este producto sea elaborado por más personas, especialmente mujeres y su participación activa en la vida social, ofrecer capacitación sobre producciones naturales y ambientales para hacer frente a los potenciales problemas ambientales de la ciudad en el futuro, y enseñar que los museos no son solamente lugares para ser visitados, sino que también pueden ser centros que contribuyen a la sociedad a través de actividades y talleres diseñados para todos, incluso para niños y personas con síndrome de Down.

Los objetivos más importantes del proyecto consisten en preservar e integrar el patrimonio cultural, al mismo tiempo que se alcanza una producción respuetuosa del medio ambiente, se crean puestos de trabajo, se atraen grupos educativos diferentes y especiales, se promociona a la ciudad y se transforma en un incentivo para un desarrollo económico sostenible. 

No consideramos que la cultura y el patrimonio cultural son conceptos estáticos, sino que los consideramos dinámicos y conectados con el presente y con todos los segmentos de la sociedad. La naturaleza ecléctica del Museo del Papel, que combina la preservación del patrimonio cultural, la producción respetuosa del medio ambiente, la capacitación y una biblioteca, refleja de diversas maneras los compromisos de Cultura 21.

La preservación, exhibición y promoción del patrimonio cultural junto con las nuevas producciones de papel respaldan el Compromiso 2, mientras que las visitas de estudio aumentaron la sensibilización y la capacitación/talleres que hacen referencia directa al Compromiso 3. Por otro lado, el Compromiso 4 es la esencia de este proyecto con sus esfuerzos para producir papel respetando el medio ambiente. Aquí, “producción” es un concepto clave, porque el museo también actúa como centro activo de producción de papel (Compromiso 5). La participación de las mujeres en la capacitación, los eventos especiales con grupos desaventajados en el museo respaldan el Compromiso 6, y la publicación, biblioteca e investigación del museo están en consonancia con el Compromiso 8.

El proyecto se adapta directamente a la ODS 11.4, que destaca la necesidad de redoblar los esfuerzos para proteger y salvaguardar el patrimonio cultural y natural del mundo. En este museo, los visitantes pueden producir su propio papel de manera tradicional y obtener información sobre la historia, la producción, la protección, el arte en papel, los turcos y el papel, la industria del papel, la historia de los libros y la bibliotecología. Los ODS 15 y 12 también están directamente relacionados con este proyecto que intenta modificar los hábitos de consumo y producción y llevar adelante una producción respetuosa del medio ambiente. Además, el proyecto está impulsado por el ODS 4, porque los programas de capacitación y talleres para todos se han transformado en parte integrante del museo.

También existe una relación directa entre el museo y la Nueva Agenda Urbana.

3. Objetivos e implementación del proyecto

3.1. Objetivo principal y fines específicos

Nuestro objetivo general es recuperar el patrimonio cultural mientras que, al mismo tiempo, existe una producción respetuosa del medio ambiente, se materializa un concepto de museo viviente y se contribuye a la sostenibilidad de manera ambiental, es decir, considerando también el reciclaje. Necesitamos establecer talleres nuevos y especiales para personas de diferentes grupos etarios y ciudadanos desaventajados, para así llegar a más personas y lograr la sostenibilidad ecológica.

Metas específicas

Las metas más importantes del proyecto son la preservación e integración del patrimonio cultural, al mismo tiempo que se logra una producción respetuosa del medio ambiente, se crean puestos de trabajo, particularmente para los jóvenes y las mujeres, se atraen grupos educativos diferentes y especiales para alcanzar una producción completa desde cero, se promociona a la ciudad con nuestro museo para contribuir al bienestar y calidad de vida de las comunidades, y se transforma en un incentivo para el desarrollo económico sostenible.

La producción de papel utiliza los residuos de poda, plantas y alimentos, los papeles usados, la ropa vieja y algunos residuos de materiales a base de plantas. Los materiales acumulados se almacenan y la pulpa se obtiene mediante procesos naturales.

3.2. Desarrollo del proyecto

Principales acciones desarrolladas

Seguimos las contribuciones de los empresarios privados que fueron previamente capacitados por nosotros. Con la capacitación, apuntamos a que los participantes adquieran conocimientos y a promover la producción de papel de manera tradicional.

Este año se esperan unas 100.000 visitas. Quienes visitan el museo pueden dejar un impacto positivo en el medio ambiente, la sociedad y la economía. Existe una demanda de souvenirs naturales de los museos de todo el país. Sin embargo, para poder cumplir con esa demanda, se necesitan más talleres.

La producción de papel utiliza los residuos de poda, plantas y alimentos, los papeles usados, la ropa vieja y algunos residuos de materiales a base de plantas. Los materiales acumulados se almacenan y la pulpa se obtiene mediante procesos naturales. Necesitamos construir un sistema mejor y más grande que aumente nuestra producción y genere más productos. Todos pueden obtener los productos y la capacitación del museo de manera gratuita. El hecho de que más personas se beneficien de este sistema ayudará a proteger nuestro medio ambiente.

Los papeles que se elaboran mediante una producción totalmente natural pueden transformarse en cuadernos, tarjetas de presentación, agendas, bolígrafos, cajas y muchos otros productos. Hemos realizado muchas actividades educativas con resultados positivos en las que participaron niños, estudiantes, mayores, jubilados y niños con necesidades especiales y reclusos. Llevamos adelante obras que ayudarán no solo a los seres humanos, sino a todas las criaturas vivientes. Estamos planificando la producción de papel que pueda utilizarse como alimento para los animales que viven en la calle. Continuaremos con nuestros esfuerzos para transformarnos en un museo que protege la naturaleza, infunde sensibilidad ambiental, enseña, vive y produce.

4. Impactos

4.1. Impactos directos

Nuestro museo está afiliado al Municipio de Yalova. Como somos el único centro que produce papel de manera tradicional, recibimos pedidos de los gobiernos locales de Turquía y del exterior. Le brindamos apoyo en la capacitación y talleres a muchas escuelas. Nos conocen especialmente por los proyectos en los que las mujeres emprendedoras reciben apoyo y porque las insertamos en la vida socioeconómica. Quienes visitan la ciudad observan la protección ambiental y la continuidad de la producción en nuestro museo. Hemos brindado apoyo a laboratorios y talleres educativos de muchas universidades, incluso estudios científicos. Quienes nos visitan se admiran de los productos que realizamos con plantas y suelos del mismo origen que ellos. Una vez más, estos productos diferentes contribuyen al desarrollo de los estudiantes, particularmente en geografía.

La conciencia de las personas sobre la producción de papel y el patrimonio cultural otomanos ha aumentado con este museo. Además, promovió el desarrollo económico local y la inclusión de grupos desaventajados.

El aspecto clave del proyecto es transformar a la sociedad de consumidores en una sociedad de productores, protegiendo el medio ambiente con un programa de patrimonio.

4.2. Evaluación

Este es un proyecto ininterrumpido. Como la cantidad de talleres aumenta, realizaremos contribuciones más importantes a nuestra ciudad y a nuestro país recibiendo más visitantes. En poco tiempo los aprendices se transformarán en productores de papel. Nuestro trabajo, que comenzó con actividades pequeñas en un principio, se ha transformado en el centro de muchos estudios científicos de nuestro país y del mundo. También debe advertirse que con la promoción del patrimonio cultural en la región que genera este proyecto, la historia cultural de Turquía llega a las primeras planas.

4.3. Factores clave

El aspecto clave del proyecto es transformar a la sociedad de consumidores en una sociedad de productores, protegiendo el medio ambiente con un programa de patrimonio. Enseñar que el museo puede operar como una escuela sentará un ejemplo para muchos otros museos. Apuntamos a contar con un museo viviente y una sociedad de productores.

4.4. Continuidad

Como utilizamos residuos, solamente necesitamos fondos para la instalación del taller. La materia prima se obtiene extrayendo residuos del medio ambiente. El gobierno local es responsable de los gastos de construcción y empleados. Siempre hemos logrado continuar con el proyecto.

5. Más información

Yalova fue candidata a la cuarta edición del “Premio Internacional CGLU – Ciudad de México – Cultura 21” (noviembre 2019-mayo 2020). El jurado elaboró su informe final en junio de 2020 y solicitó que la Comisión de Cultura promoviera este proyecto como una de las buenas prácticas de implementación de la Agenda 21 de la Cultura.

Este artículo fue redactado por Aytekin Vural, historiador de arte y fabricante de papel del museo, Yalova, Turquía.

Contacto: kemanci97 (at) hotmail.com
Sitio web: www.yalova.bel.tr

Descargar263.94 KB
Yalova