Plan “Peñalolén es Cultura”: Ciudadanía cultural comunitaria

1. Contexto

Peñalolén, con 245.000 habitantes, se localiza en la provincia de Santiago. Cuenta con una gran diversidad socioeconómica y cultural y es una de las comunas urbanas con mayor población indígena en Chile.

Se divide en 5 macro sectores: los territorios con mayor vulnerabilidad socioeconómica, barrios surgidos por la erradicación de campamentos y tomas de terrenos; el sector cordillerano, donde aún existen prácticas rurales, y el oriente, donde se sitúan las familias de mayores ingresos y estratos socioeconómicos.

2. Peñalolén y la cultura

El Plan nace en 2016 para la descentralización de la oferta cultural, sustentado en los lineamientos estratégicos del Plan Municipal de Cultura (2015). En 2016, se genera un Plan transversal integrado por las áreas de Educación (Formarte), Barrios (Focos de Cultura), Turismo (Ruta Tañi Chegen) y Proyectos (Diplomado en Gestión Socio Cultural). Los 4 Ejes son:

  1. Desarrollo de la creación artística cultural.
  2. Salvaguardar y promover el patrimonio cultural.
  3. Fortalecer la participación ciudadana.
  4. Fortalecer la gestión y las redes institucionales.

El objetivo es democratizar el acceso a la cultura en los 5 macro sectores de la comuna, descentralizando la oferta programática de las áreas estables de la corporación cultural de Peñalolén: barrios, educación, turismo y patrimonio.

El Plan contiene principios orientadores de la Agenda 21 de cultura, como el compromiso para el desarrollo cultural sostenible, descentralizar, desarrollar capital cultural, generar oportunidades económicas y de desarrollo artísticocultural, garantizar derechos culturales y promover acciones lugares apartados de los centros especializados de cultura. Además, garantiza acceso igualitario a servicios culturales a las comunidades más vulnerables (ODS10), salvaguarda la cultura mapuche y sus prácticas ancestrales presentando un modelo de turismo local que interactúa con ecosistemas culturales y fomenta la generación de servicios y bienes patrimoniales indígenas (ODS 8), y ofrece programación, formación y talleres en barrios con vulnerabilidad socioeconómica (ODS 4).

3. Objetivos e implementación del proyecto

3.1. Objetivo principal y fines específicos

El objetivo principal del proyecto es democratizar el acceso a la cultura local, descentralizando la oferta programática, realzando la riqueza cultural de los barrios, su identidad y la participación de sus habitantes.

Objetivos específicos

  • Descentralizar la oferta cultural.
  • Implementar acciones conjuntas y abrir espacios de diálogo e integración cultural entre la Corporación Cultural, otras unidades municipales, artistas, gestores, organizaciones y espacios culturales.
  • Resignificar espacios públicos, sedes vecinales y escuelas públicas como centros culturales en los territorios más vulnerables.
  • Desarrollar capacidades expresivas, de gestión, administración, producción y análisis cultural mediante procesos formativos.

3.2. Desarrollo del proyecto

El objetivo del proyecto es canalizar e imbricar lo cultural con otras políticas públicas municipales, generando alianzas entre unidades municipales con las áreas estables de la Corporación Cultural.

Para ello, se definen las siguientes acciones:

  • A. PROGRAMA FORMARTE: Alianza entre área de Educación de la Corporación Cultural y la Corporación de Educación para fomentar la educación artística integral, garantizando el derecho a la educación y la participación activa en el ámbito cultural. Programa pionero a nivel nacional. Incorpora teatro, danza y canto coral en las mallas curriculares de 8 escuelas públicas.
  • B. FOCOS DE CULTURA BARRIAL: Creado por el área de barrios. Fomenta la vida comunitaria alrededor de la cultura y las artes en 18 barrios y reconoce 18 sedes vecinales como microcentros culturales para el desarrollo local, basado en la descentralización cultural; la formación en artes, oficios patrimoniales y gestión cultural; la gratuidad de espectáculos y talleres; la planificación y participación vecinal, la puesta en valor de la identidad local y la sustentabilidad de proyectos culturales.
  • C. DIPLOMADO EN GESTIÓN SOCIOCULTURAL, TERRITORIO Y POLÍTICAS CULTURALES: Escuela Formativa en Convenio con la Facultad de Artes de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano. Genera procesos de profesionalización de la gestión cultural comunitaria, con 5 meses de formación y práctica en gestión integral de proyectos. Permite activar red colaborativa y fortalecer tejido sociocultural de Peñalolén.
  • D. RUTA INDÍGENA TAÑI CHEGUEN: Servicio Turístico Patrimonial de la cultura ancestral mapuche de Peñalolén. Implementa circuitos educativos para la puesta en valor y promoción del PCI vinculado a expresiones, técnicas y cosmovisión de la cultura mapuche mediante talleres, muestras, degustaciones y charlas desarrolladas por asociaciones y cultores indígenas.

Se articularon 4 programas: el programa Formarte, los focos de Cultura Barrial, el Diplomado en Gestión Sociocultural, Territorios y Políticas culturales, y la Ruta Tañi Cheguen.

Una vez integrado estos 4 Programas en un Plan Maestro de Cultura, se definen las 3 fases de trabajo: coordinación y gestión, implementación del programa, y evaluación y sostenibilidad.

Población beneficiaria

  • A. FORMARTE: 8.000 estudiantes en 8 escuelas públicas con los mayores índices de vulnerabilidad socioeconómica de la comuna.
  • B. FOCOS DE CULTURA BARRIAL: 1.200 vecinos/as se han certificado en talleres y más de 9.000 personas han sido espectadoras de actividades artísticas anuales.
  • C. DIPLOMADO EN GESTIÓN SOCIOCULTURAL, TERRITORIO Y POLÍTICAS CULTURALES: 45 dirigentes, gestores, artistas y cultores locales becados en un curso de especialización universitario.
  • D. DRUTA INDÍGENA TAÑI CHEGUEN: 6 organizaciones indígenas participantes. Hoy alcanza anualmente a unas 300 personas (1.800 pp). 

Entre los obstáculos del proyecto destacan la falta de tiempo, de capacidades específicas para la planificación estratégica y la falta de profesionales en psicología, sociología y trabajo social para una intervención integral. Asimismo, el retraso en la entrega de recursos y, especialmente su escasez, obstaculizan la implementación de Formarte en el 100% de los colegios públicos y el Programa Focos de Cultura en los 30 barrios críticos de la comuna.

4. Impactos

4.1. Impactos directos

El Plan se reconoce regional y nacionalmente como como buena práctica en gestión cultural pública. Se nos ha invitado a presentar la metodología del Programa Formarte en diversos seminarios internacionales de Educación Artística y se reciben 30 pasantías anuales de gobiernos locales del país para conocer la experiencia e intentar replicarla.

Impacto en el gobierno local

Destaca el aumento sostenible de la inversión social, con recursos económicos, materiales y humanos, propiciando espacios dignos para el desarrollo artístico cultural. Se imbrica la política cultural con las demás Unidades Municipales y políticas públicas.

Impacto en el sector cultural

Los agentes culturales mantienen un canal permanente de comunicación y son parte de los procesos de diseño de planes y programas. Han recibido formación universitaria, capacitaciones y encuentros para evaluar y proyectar el Plan. Gracias al crecimiento en la participación vinculante y permanente de artistas y gestores, este 2020 se creará la mesa de programación de agentes locales para elaborar una cartelera anual y las nuevas Políticas Culturales 2020-2030.

Impacto en la ciudad

Con sus más de 20.000 participantes, el proyecto ha ampliado la presencia municipal en los territorios –antes cerrados para la institucionalidad municipal– gestando confianzas y fomentando el desarrollo de otras actividades en nuevos espacios en forma periódica. Se ha generado una transformación social, permitiendo diálogos con el objetivo de convertir Peñalolén en una comuna inclusiva, democrática y equitativa.

El Plan es reconocido a nivel regional y nacional como buena práctica en gestión cultural pública. Anualmente, se reciben 30 pasantías de gobiernos locales del país para conocer la experiencia y ver posibilidades de replicarla.

4.2. Evaluación

Se desarrolla un Plan de evaluación desde 2018. Su mecanismo consta de fichas de planificación, encuestas de satisfacción y evaluaciones grupales de equipos con contrapartes y facilitadores. La encuesta evalúa la calidad formativa, logística y el cumplimiento de objetivos, entre otros. También se evalúa en base a participación, calidad del trabajo de los participantes y resultados conseguidos.

4.3. Factores clave

  1. Descentralización territorial.
  2. Cultura como pilar de desarrollo humano: La política cultural nutre otras políticas públicas locales de Seguridad Humana, Emprendimiento, Educación, Comunidad y Familia, y Planificación Estratégica.
  3. Enfoque participativo/identitario: El enfoque de derechos incluye a los beneficiarios en todo el proceso – diseño, implementación y evaluación–.
  4. Impacto/reconocimiento: La comunidad destaca y reconoce el Plan.
  5. Redes y asociatividad: En 4 años 16 instituciones culturales, educativas y empresariales han firmado convenio con el Programa.

4.4. Continuidad

Un valor del Plan es el compromiso municipal para administrar y dar continuidad a 4 Programas del 2016 en forma continua. Se cuenta con equipo profesional con dedicación exclusiva y experiencia en gestión cultural y el apoyo del área de comunicación y producción. Se deben profundizar las alianzas con otras unidades municipales y sus políticas, nuevos convenios con otros gobiernos locales (promoción) e instituciones.

Cada año se incorporan nuevas estrategias de intervención para ampliar la cobertura, mejorar la convocatoria y hacer un seguimiento.

El 70% del Plan se financia por subvención municipal que aumenta año a año. Asimismo, la extensión (programación artística) se financia gracias a Fondos de Cultura del Ministerio y Fondo Nacional de Desarrollo Regional (30%).

5. Más información

Peñalolén fue candidata a la cuarta edición del “Premio Internacional CGLU – Ciudad de México – Cultura 21” (noviembre de 2019 – mayo de 2020). El Jurado del Premio elaboró su informe final en junio de 2020 y solicitó que la Comisión de Cultura de CGLU promoviera este proyecto como una de las buenas prácticas de implementación de la Agenda 21 de la Cultura.

Este artículo fue escrito por Gladys Sandoval Campos, Directora, Corporación Cultural de Peñalolén, Región Metropolitana, Chile.

Contacto: alcaldesa (at) penalolen.cl

Descargar552.57 KB
Peñalolén