Centro de arte y cultura para la mujer y la familia

1. Contexto

Bağcılar, con 745 125 habitantes, es el tercer distrito más poblado de Estambul. Está compuesto por migrantes procedentes de todas las regiones de Turquía, lo que da lugar a un crisol de pueblos que enriquece su diversidad cultural. Uno de los retos actuales de Bağcılar es convertirse en un distrito más igualitario mejorando la situación social y cultural de las mujeres y consiguiendo su independencia económica, ya que no están representadas de forma equitativa en la mano de obra ni en la sociedad y, por lo general, no encuentran una oportunidad para mejorar sus capacidades culturales. Además, el distrito acoge principalmente a grupos con bajo poder adquisitivo, que tienen dificultades para acceder a oportunidades culturales y económicas.

2. Bağcılar y la cultura

El municipio de Bağcılar incluyó las políticas culturales dentro de sus planes estratégicos actualizados en periodos de cinco años. Además de los servicios municipales básicos, y como parte del enfoque social y centrado en las personas del municipio, se priorizan las políticas de ayuda a aquellas personas que no pueden superar por sí mismas obstáculos sociales, personales o socioeconómicos. En el marco de estas políticas, los grupos vulnerables, como las mujeres y los niños, son considerados el principal grupo objetivo. Como resultado, se el municipio inauguró el Centro de Arte y Cultura para la Mujer y la Familia, que ofrece cursos de idiomas, desarrollo personal y emprendimiento, talleres de arte y diseño, y servicios de atención psicológica. Este centro tiene como objetivo respaldar la igualdad de género, aumentar el bienestar y mejorar las capacidades culturales de los grupos más desfavorecidos animándolos a convertirse en ciudadanos activos. Asimismo, sirviéndose del lema «Mujeres que aprenden y producen», ayudan y animan a las mujeres a ver sus capacidades en la vida social.

Las mujeres no están representadas de forma equitativa en la mano de obra ni en la sociedad y, por lo general, no encuentran una oportunidad para mejorar sus capacidades culturales. 

El proyecto se puso en marcha en 2011 y tiene una estructura en continuo desarrollo acorde a las distintas necesidades de la sociedad y de las políticas gubernamentales. Este está en consonancia con el 11.º Plan de Desarrollo y el Programa de Nueva Economía elaborados a nivel nacional. Además, sirve directamente al objetivo de «formar personas productivas y felices con capacidad de razonamiento, percepción y resolución de problemas, así como con cualidades como la autoconfianza, la responsabilidad, el emprendimiento y la innovación, proporcionándoles acceso a una educación inclusiva y cualificada y a oportunidades de aprendizaje continuo», incluido en el plan de desarrollo de la ciudad.

3. Objetivos e implementación del proyecto

3.1. Objetivo principal y fines específicos

El objetivo principal del proyecto es convertir a las mujeres en ciudadanas activas de la sociedad ofreciéndoles una plataforma de apoyo creativo en el marco de una estrategia cultural de género. También promueve el desarrollo de los aspectos sociales y culturales de las mujeres y las anima a conseguir la libertad económica para crear una ciudad socioeconómicamente más fuerte e igualitaria.

Por lo tanto, los objetivos específicos del proyecto son aumentar el poder adquisitivo de las mujeres, facilitar su participación en la vida social, ofrecerles ayuda personalizada a través de la unidad de atención psicológica, contribuir a su desarrollo personal, concederles un papel más activo en la gobernanza, contribuir a su contratación en el ámbito local, así como ofrecerles un espacio de participación activa en el arte, la creatividad y la imaginación como elementos de valor. El proyecto adopta la noción de que la creación de cultura es una experiencia humana y social fundamental. Además, «una sociedad con un nivel de bienestar más elevado se traduce en mujeres más fuertes desde el punto de vista social, cultural y económico». Otro de los objetivos específico es difundir este principio y acabar con los prejuicios.

3.2. Desarrollo del proyecto

Principales acciones realizadas

El Centro de Arte y Cultura para la Mujer y la Familia ofrece 215 cursos en los 24 campos principales que se enumeran a continuación:

  • Ciencias de la familia y del consumidor
  • Relaciones públicas y servicios de organización
  • Información
  • Tecnologías
  • Derecho
  • Administración de oficinas y secretariado
  • Desarrollo y formación personales
  • Desarrollo y formación infantiles
  • Contabilidad y finanzas
  • Religión
  • Música y artes visuales
  • Servicios de entretenimiento
  • Alfabetización
  • Tecnología de la artesanía
  • Marketing y comercio minorista
  • Periodismo
  • Salud
  • Tecnología de los alimentos
  • Arte y diseño
  • Tecnología de confección de prendas de vestir
  • Tecnología de la cerámica y el vidrio
  • Gráficos y fotografía
  • Lengua extranjera
  • Servicios de estética y peluquería
  • Servicios de catering

El Centro ofrece cursos de idiomas, de desarrollo personal y de emprendimiento, talleres de arte y diseño y servicios de apoyo psicológico. Estos esfuerzos aumentan las capacidades culturales de las participantes y las animan a ser ciudadanas activas.

El centro tiene:

  • Cursos
  • Guardería
  • Servicios de asesoramiento psicológico
  • Pabellón deportivo
  • Expositor
  • Cafetería
  • Área de venta de gözleme (especialidad turca consistente en una masa rellena)
  • Salas de conferencias y exposiciones

El personal del proyecto está compuesto por un coordinador, tres psicólogos, dos entrenadores deportivos, un maestro de educación infantil, un técnico, dos oficinistas y tres conserjes que trabajan en el centro, que cuenta con las siguientes unidades:

  • Unidad de asesoramiento psicológico
  • Unidad de guardería para los hijos de las personas que asisten a los cursos
  • Cursos

4. Impactos

4.1. Impactos directos

Impactos en el gobierno local

Desde 2011, el centro es un modelo ejemplar para muchos gobiernos locales. Por ejemplo, «Cada hogar es un jardín de infancia» (2011) se ha revisado teniendo en cuenta la dinámica de la sociedad en 2015 y se ha repetido con fondos propios. El proyecto también fue invitado al Simposio Internacional de Apoyo al Desarrollo Infantil Preescolar celebrado en el municipio alemán de Hamm, lo cual aumentó la visibilidad tanto del centro como de Bağcılar. Asimismo, incluyó a las mujeres en el proceso activo de toma de decisiones en el gobierno local a través de consejos de mujeres y representantes.

Impacto en la cultura y en los actores culturales locales

Bağcılar tiene un tejido cosmopolita multicultural, que ha desempeñado un papel importante en el aumento de la diversidad cultural y la convivencia en armonía con los inmigrantes de dentro y fuera del país. El Ayuntamiento del distrito de Bağcılar, instituido en 1992, adoptó, además de los servicios municipales básicos, el concepto de obras municipales sociales que llegan a la ciudadanía. Se crearon varios centros culturales, pabellones deportivos, jardines de la nostalgia, centros de información, centros juveniles, el Centro de Arte y Cultura para la Mujer y la Familia y el Palacio para Personas con Discapacidad, lo cual contribuyó a la cultura desde todos los ámbitos de la sociedad con un enfoque más inclusivo.

Garantizar un equilibrio socioeconómico, ofrecer una oportunidad para mejorar las capacidades culturales de las mujeres y minimizar la brecha de género son los aspectos clave del proyecto.

Impacto en el territorio y la población

El proyecto ha contribuido a disminuir la desigualdad de género al aumentar el número de mujeres que crean su propio negocio y mejorar su desarrollo cultural y social. Además, desde el inicio de este proyecto se las incluye cada vez más como grupo objetivo en las actividades llevadas a cabo por el gobierno local.

Las mujeres desempeñan un papel importante en la familia debido al perfil demográfico de la comunidad. Por lo tanto, cualquier esfuerzo que se dirija a ellas será importante para las generaciones futuras. El mejor ejemplo de ello es «Cada hogar es un jardín de infancia». Como parte de las acciones del proyecto, se impartieron ocho semanas de formación preescolar a madres y a futuras madres para aliviar su ansiedad.

Además, el Centro de Formación Comunitaria de Bağcılar, abierto en el Centro de Arte y Cultura para la Mujer y la Familia, atendió a 25 520 personas con 1102 cursos entre 2011 y 2020. 6936 personas recibieron servicios de la unidad de asesoramiento psicológico, 47 152 participaron en eventos sociales y 428 fueron atendidas diariamente. Después de la formación, 264 mujeres comunicaron que habían creado su propio negocio o que habían conseguido un empleo.

4.2. Evaluación

El proyecto se supervisa y evalúa anualmente, de acuerdo con los objetivos identificados en los programas de rendimiento según los planes estratégicos quinquenales, utilizando indicadores de rendimiento. Las actividades se evalúan tanto en periodos trimestrales como colectivamente al final del año mediante informes de seguimiento y evaluación. Uno de los indicadores más significativos es el aumento del número de inscripciones en el Centro de Arte y Cultura para la Mujer y la Familia. Además, aquellas personas que han completado los cursos reciben una certificación del Ministerio de Educación turco.

4.3. Factores clave

Apoyar la participación ciudadana activa de las mujeres, promover el aprendizaje y el trabajo de las mujeres para garantizar el equilibrio socioeconómico, ofrecer una oportunidad para mejorar las capacidades culturales de las mujeres y minimizar la brecha de género son los aspectos clave del proyecto. Por lo tanto, se espera que el Centro de Arte y Cultura para la Mujer y la Familia cambie la mentalidad en Bağcılar e inicie un cambio de paradigma general en las políticas culturales del Ayuntamiento hacia un distrito más igualitario y sostenible.

4.4. Continuidad

El beneficio de un proyecto para la comunidad se valora por su continuidad, ya que los ayuntamientos de distrito son organizaciones sin ánimo de lucro, por lo que no se tienen en cuenta los aspectos relacionados con los resultados económicos. Por otro lado, los recursos se obtienen a partir de proyectos financiados para mantener tanto la continuidad como el fruto de proyectos como el Centro de Arte y Cultura para la Mujer y la Familia. En conclusión, los resultados logrados para la comunidad compensan con creces los recursos y los esfuerzos invertidos en el proyecto. Además, el grupo beneficiario asumió la titularidad del proyecto. Esto ha supuesto su continuidad desde 2011..

5. Más información

El distrito de Bağcılar fue candidato en la cuarta edición del Premio Internacional CGLU – Ciudad de México – Cultura 21 (noviembre de 2019-mayo de 2020). El jurado del premio elaboró su informe final en junio de 2020 y solicitó a la Comisión de Cultura que promoviera este proyecto como una de las buenas prácticas que se deben implementar a
través de la Agenda 21 de la cultura.

Este artículo ha sido redactado por Kemal Akdogan, director de Cultura y Asuntos Sociales, Bağcılar, Turquía.

Contacto: Kemal.akdogan@bagcilar.bel.tr

Sitio web: http://www.bagcilar.bel.tr/

Descargar307.26 KB
Bağcılar